El fin de la caza de focas en Canadá más cerca

Diciembre 25 de 2011

Tomado de La Razón

Las restricciones propuestas por Rusia al comercio de pieles de foca de Canadá representan la puntilla final a la controvertida caza, dijeron organizaciones ecologistas, aunque Ottawa afirmó que está dispuesta a luchar para mantener la mayor cacería de mamíferos marinos del mundo.

El fin de la caza de focas en Canadá, más cerca
El fin de la caza de focas en Canadá, más cerca

Cada año, durante la primavera, los cazadores canadienses de la costa atlántica matan alrededor de 300.000 focas, en su mayoría nacidas pocas semanas antes, en una práctica iniciada hace siglos, cuando los primeros europeos llegaron a las tierras norteamericanas.

El Gobierno canadiense considera que la cacería de focas para vender sus pieles es fundamental para la subsistencia de las comunidades pesqueras del Atlántico, especialmente desde el colapso de los bancos de bacalao en las últimas décadas del siglo XX.

Pero para organizaciones de defensa de los derechos animales como el International Fund for Animal Welfare (IFAW), la caza en unos pocos días de centenares de miles de focas es "inhumana", por lo que desde la década de los años sesenta mantienen una campaña para acabar con esa práctica y el comercio de pieles de esos mamíferos.

Esta semana IFAW reveló que Rusia, junto con Kazajastán y Bielorusia, han indicado a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que planea restringir el comercio de pieles de foca canadienses, lo que la organización de defensa de los derechos animales considera un gran triunfo.

La medida de Rusia se une a la adoptada el año pasado por la Unión Europea (UE), cuando prohibió la importación de productos derivados de la caza de focas canadienses.

La directora del Programa de Focas de IFAW, la canadiense Sheryl Fink, dijo que con la prohibición europea en marcha desde hace un año, la restricción rusa al comercio de pieles de foca supondrá el final de la cacería por razones comerciales.

"Es inevitable. El Gobierno canadiense sabe que nadie quiere los productos de foca y ha tenido tiempo de sobra para compensar a los cazadores de foca para que dejen este sector. Pero no han hecho nada excepto disputar los riesgos de otras naciones al protestar la prohibición en la OMC", dijo Fink.

Fink se refería a la decisión de Ottawa de acudir en el año 2010 a la OMC para intentar declarar ilegal la prohibición europea contra el comercio de pieles.

"Ahora que Rusia sigue el camino de la UE y cierra sus puertas a los productos de focas, es el momento de decir que ya basta y detener la matanza de una vez por todas", añadió Fink.


Según IFAW, desde que la UE empezó a aplicar la prohibición de importar, Rusia adquiría el 90% de las pieles de foca cazadas en Canadá, por lo que la desaparición de este mercado puede suponer la puntilla final a la cacería.

El Gobierno de la provincia de Terranova y Labrador, de donde proceden la mayoría de los cazadores, coincide con el análisis de IFAW y solicitó hoy a Ottawa que haga lo posible para impedir la prohibición rusa.

El gobierno provincial reconoció que la medida tendrá "implicaciones enormes para el sector". La decisión de Rusia ha dejado a Ottawa y a los cazadores "perplejos".

Ottawa dijo en un primer momento que no tenía información sobre la decisión de Moscú.

Finalmente el ministro de Comercio Internacional de Canadá, Ed Fast, reconoció que Rusia, Kazajastán y Bielorrusia han propuesto las restricciones pero afirmó que Ottawa "sigue comprometida a defender el sector de la caza de focas de Canadá".

"La caza de focas del Atlántico y del norte canadiense son actividades humanas, sostenibles y bien reguladas que proporcionan una importante fuente de alimentos e ingresos a miles de cazadores y sus familias" añadió Fast.

Por su parte, el Instituto de la Piel de Canadá, que agrupa a los cazadores de focas del país, dijo que "es frustrante oír sobre una propuesta para restringir el comercio, especialmente considerando la estrecha relación entre Canadá y Rusia".

Pero para Fink e IFAW (que precisamente fue fundada hace más de 50 años para luchar contra la caza comercial de focas en Canadá), Ottawa "seguirá siendo relegada por la comunidad internacional mientras persista con la trasnochada, inhumana e innecesaria matanza de cachorros de foca"

Share This

Visit betroll the best bookies