Preguntas frecuentes

sobre la esterilización

¿Qué es la esterilización?

La esterilización es un procedimiento que impide que los animales puedan reproducirse en el futuro. En Colombia la esterilización quirúrgica es el método más difundido y realizado por los médicos veterinarios. La esterilización quirúrgica, a la que también se le conoce como castración o desconexión en algunas zonas del país, es una cirugía irreversible, por lo general de carácter ambulatorio, en la que se le extraen a la hembra ovarios y útero, y a los machos los testículos.

¿Por qué debo esterilizar a mi perro o a mi gato?

La esterilización es la única forma de evitar camadas indeseadas que terminan siendo abandonadas, descuidadas y sometidas a maltrato. Por eso es importante que como responsables de los animales, impidamos que haya más en las calles. Adicionalmente, la cirugía de esterilización evitará el molesto calor y el sangrado en las hembras, y evitará que los perros machos las estén persiguiendo. Es posible que los machos, al ser esterilizados, disminuyan comportamientos como la marcación con orina exagerada y la agresión hacia otros machos. En cuanto a la salud, las hembras esterilizadas tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama y se evitará por completo el desarrollo de enfermedades como el piómetra. En los machos, disminuye la aparición de crecimiento prostático y otras afecciones del aparato reproductor.

¿A qué edad puedo esterilizar a mi perro o gato?

Nuestra entidad se ha especializado en esterilización pediátrica o temprana. Este procedimiento se realiza en animales a partir del mes y medio de edad o a partir del kilogramo de peso, lo que pase primero. Esta técnica debe ser realizada por personas con mucha experiencia, ya que los bebés son frágiles y delicados y requieren cuidados especializados. Nosotros la recomendamos solo para animales que van a ser entregados en adopción, que estén en la calle o en albergues y refugios. En animales con responsable, recomendamos esperar a que el plan de vacunación esté terminado (alrededor de los 4 meses) para realizar la esterilización.

¿Cuáles son los riesgos de esta cirugía?

Como cualquier procedimiento quirúrgico llevado a cabo bajo anestesia general, existe riesgo de muerte, reacción negativa a los medicamentos y otras complicaciones derivadas de la modificación farmacológica del metabolismo del paciente. La anestesia general puede tener efectos secundarios como salivación, vómito, convulsiones, pérdida de apetito, somnolencia, excitación exagerada, lloriqueos, etc. Al ser un procedimiento en el que se realizan incisiones y se supera la barrera cutánea, pueden presentarse hemorragias e infecciones. Sin embargo, la esterilización cuando es realizada de forma adecuada por profesionales capacitados y con procedimientos idóneos, es una cirugía muy segura y con alta tasa de éxito.

¿Cómo se pueden minimizar estos riesgos?

Aunque la cirugía de esterilización es un procedimiento rápido y sencillo, existen los riesgos ya mencionados. Estos riesgos de minimizan de diferentes maneras: 1. El animal debe estar en buenas condiciones de salud. El responsable debe detectar y reportar problemas de salud evidentes como vómito, diarrea, dificultad respiratoria, desmayos, convulsiones, dificultad para orinar o defecar al médico veterinario antes del procedimiento. La honestidad es clave para evitar complicaciones. 2. El animal debe estar en ayuno de máximo 6 horas, es decir, el agua y el alimento debe retirarse en ese periodo tiempo. En cachorros menores de 6 meses, el ayuno debe ser de máximo 4 horas. 3. Antes del procedimiento debe realizarse una revisión general del animal para buscar signos de alarma que indiquen que la cirugía no puede realizarse en el momento. 4. La realización de los exámenes prequirúrgicos (Hemograma, ALT, creatinina y TPT) permite reconocer si el animal tiene anemia o afectaciones en hígado, riñones y en la coagulación. Estas condiciones no se pueden detectar a simple vista, por eso los exámenes son la herramienta más importante para conocer el estado de salud del animal. Aunque no son obligatorios, desde RAYA recomendamos que siempre se realicen.

¿Dónde se realizan los exámenes y cuáles son?

Por el momento no realizamos los exámenes. Puedes realizarlos con tu médico veterinario de confianza o de forma particular con nuestras veterinarias que prestan el servicio a domicilio. Los exámenes que deben realizarse son: Hemograma, ALT, creatinina y TPT.

Mi perrita o gatica está en calor ¿Se puede esterilizar?

Sí, las hembras en calor pueden esterilizarse. Es importante aclarar que durante el periodo de acaloramiento, el útero y ovarios tienen una irrigación sanguínea mayor, por eso el riesgo de sangrado durante la cirugía puede ser más probable. Sin embargo, si el procedimiento se realiza por personal capacitado con experiencia, los riesgos siguen siendo mininos. Cabe anotar que el responsable debe tener un poco más de cuidado durante la recuperación del animal y evitar ejercicio extremo, golpes, caídas, etc, que puedan generar hemorragia.

¿Es verdad que debo esperar a que mi perra o gata tenga el primer calor?

Los estudios demuestran que si las hembras son esterilizadas antes del primer calor, la probabilidad de no desarrollar cáncer de mama es casi del 100%. Además, evitará problemas como infecciones uterinas y otras afectaciones de los órganos reproductivos.

¿Es necesario que me perrita o gatica tenga cría para operarla?

No, de hecho es mucho mejor operar a las hembras antes del primer calor para evitar enfermedades de alta incidencia como infecciones, cánceres y tumores del aparato reproductor.

¿Mi animal se va a "embobar" después de la cirugía?

No existe ninguna razón para pensar que el perro o gato va a "embobar", simplemente serán animales sin la necesidad de reproducirse y todo lo que esto conlleva: marcación excesiva, necesidad de monta, desespero, etc. Si bien es cierto que al no tener estos impulsos serán animales más calmados en general, conservarán su comportamiento normal y seguirán siendo juguetones y cariñosos.

¿Mi animal se va a engordar?

Los animales pueden aumentar de peso después de la esterilización y almacenar más grasa en el cuerpo, esto se debe en parte a que ha disminuido la cantidad de algunas hormonas en su sistema. Sin embargo, está situación puede evitarse y controlarse con una alimentación balanceada y ejercicio suficiente.

¿Cómo debo preparar a mi animal para la cirugía?

El animal debe estar en completo ayuno de 6 horas, si es un cachorro el ayuno no debe sobrepasar las 4 horas. Los animales deben estar limpios el día de la cirugía y no haber realizado ejercicio.

¿Qué debo llevar el día de la cirugía?

El día de la cirugía debes llevar a tu animal con collar y traílla y si tu perro es considerado por la Ley 1801 de 2016 como perro potencialmente peligroso, debes llevarlo con bozal. A tu gato debes transportarlo siempre en un guacal o bolso seguro. También debes llevar una cobija para cubrir al animal después del procedimiento. Y sobretodo, debes llevar buena energía para acompañarlo.

¿Cuánto se demora el procedimiento?

La cirugía como tal se demora entre 10 y 15 minutos por animal, dependiendo del estado corporal, sobretodo en las hembras. Sin embargo el procedimiento es más largo, ya que el animal debe ser preparado antes y monitoreado por algún tiempo después de la cirugía para vigilar su recuperación y garantizar que todo marche correctamente. Los animales son regresados a sus responsables cuando estén despiertos y puedan mantener la cabeza levantada.

¿Cómo debo cuidar a mi animal después del procedimiento?

Después de la cirugía los animales serán regresados a sus responsables cuando estén despiertos pero no del todo conscientes. Es muy importante que el día de la cirugía estimules al animal para evitar que vuelva a profundizarse, esto se realiza con masajes enérgicos, llamados, etc. Ofrécele agua cuando camine sin tambalearse o cuando la busque, si no vomita el agua, ofrece alimento sólido (ojalá el que más le guste). Si no recibe agua ni comida el día de la cirugía, es muy importante untar miel en las encías para evitar una baja de azúcar que ponga en riesgo al animal. Esto se realiza hasta que el perro o gato reciba el alimento. Es fundamental que evites que el animal se retire los puntos, puedes usar un collar isabelino o una pijama quirúrgica para evitarlo. El día del procedimiento el animal debe tener quietud (así actúe como que no le hubiera pasado nada) para que no haya sangrados o se abran accidentalmente los puntos. NUNCA debes dejarlo solo mientras se recupera de la anestesia. Después de la cirugía deberás continuar con la administración en tu casa de antibiótico y analgésico según receta médica y tendrás que limpiar la herida con gasa y solución desinfectante.

¿Debo administrarle algún medicamento después de la cirugía?

Sí. Cuando la cirugía finalice, te entregaremos una fórmula que contiene un antibiótico (para evitar la infección), un analgésico (para el dolor) y una solución desinfectante (clorhexidina) para la limpieza de la herida. Los medicamentos y la limpieza se inician a partir del día siguiente de realizado el procedimiento ya que el día de la cirugía se le administran de forma inyectada.

¿Cuándo debo retirarle los puntos?

Dependiendo del material de la sutura, los puntos deben retirarse entre 8 y 10 días después de la cirugía. Nosotros siempre utilizamos suturas absorbibles, es decir que el cuerpo las asimila y desaparecen en el tiempo necesario para garantizar que la herida haya cerrado.

¿Mi animal es ñato? ¿Se le realiza el mismo procedimiento?

Los perros y gatos ñatos o braquicefálicos como los Pugs, los Bulldog, los boxer, los Shih Tzu, los Boston Terrier o los persas, son animales que de por si tienen características anormales y perjudiciales en las vías respiratorias lo que les impide respirar con facilidad. Debido a esto, la anestesia convencional (intravenosa) no es conveniente para estas razas y el procedimiento debe realizarse con anestesia inhalada a través de un tubo que protege la vía respiratoria de un colapso.

sobre la limpieza dental

¿Qué es profilaxis dental?

La profilaxis dental o limpieza dental, es un procedimiento que se realiza bajo anestesia con el fin de eliminar la placa o el sarro que se forma en los dientes de los perros y gatos. Este procedimiento se realiza con un dispositivo biomédico llamado cavitrón, que elimina el sarro con ultrasonido, haciéndolo más seguro y suave con el esmalte dental.

¿Cómo se si mi perro necesita profilaxis dental?

Los principales signos de que el animal necesita profilaxis son mal aliento, coloración café, amarilla o verde en los dientes, placa o sarro dental e inflamación de las encías.

¿Cada cuánto se debe realizar la profilaxis o limpieza dental?

La profilaxis dental debería hacerse una vez al año. Sin embargo, este tiempo puede variar dependiendo de la dieta y cuidado de los dientes del animal.

¿Cuáles son los riesgos de la profilaxis dental?

Como cualquier procedimiento que se realice bajo anestesia, existen riesgos de muerte, broncoaspiración, convulsiones, etc.

¿Cómo puedo minimizar los riesgos?

Aunque la profilaxis un procedimiento rápido y sencillo, existen los riesgos ya mencionados. Estos riesgos de minimizan de diferentes maneras: 1. El animal debe estar en buenas condiciones de salud. El responsable debe detectar y reportar problemas de salud evidentes como vómito, diarrea, dificultad respiratoria, desmayos, convulsiones, dificultad para orinar o defecar al médico veterinario antes del procedimiento. La honestidad es clave para evitar complicaciones. 2. El animal debe estar en ayuno de máximo 6 horas, es decir, el agua y el alimento debe retirarse en ese periodo tiempo. 3. Antes del procedimiento debe realizarse una revisión general del animal para buscar signos de alarma que indiquen que la cirugía no puede realizarse en el momento. 4. La realización de los exámenes prequirúrgicos (Hemograma, ALT, creatinina y TPT) permite reconocer si el animal tiene anemia o afectaciones en hígado, riñones y en la coagulación. Estas condiciones no se pueden detectar a simple vista, por eso los exámenes son la herramienta más importante para conocer el estado de salud del animal. Aunque no son obligatorios, desde RAYA recomendamos que siempre se realicen.

Los dientes de mi animal están muy sucios ¿Qué podría pasar?

Si el animal tiene los dientes en muy malas condiciones, es posible que ya presente condiciones como gingivitis, enfermedad periodontal, etc. En este caso es posible que durante la limpieza algunas piezas dentales se aflojen y se caigan. Si esto sucede el animal deberá tomar analgésicos y antibióticos después del procedimiento.

¿Mi animal es ñato? ¿Se le realiza el mismo procedimiento?

Los perros y gatos ñatos o braquicefálicos como los Pugs, los Bulldog, los boxer, los Shih Tzu, los Boston Terrier o los persas, son animales que de por si tienen características anormales y perjudiciales en las vías respiratorias lo que les impide respirar con facilidad. Debido a esto, la anestesia convencional (intravenosa) no es conveniente para estas razas y el procedimiento debe realizarse con anestesia inhalada a través de un tubo que protege la vía respiratoria de un colapso.