Vivimos en un planeta con millones de especies que viven en un balance natural que hace posible su existencia. El ser humano ha acabado con este balance y ha causado la mayor pérdida de biodiversidad desde que existieron los dinosaurios, hace 60 millones de años. Esta extinción masiva es nuestra culpa.

La destrucción global y la rápida reducción de las plantas y animales están ligadas a la actividad humana: Cambio climático, deforestación, pérdida de hábitat, tráfico y caza, agricultura insostenible, contaminación, pesticidas, entre otros. Todos los seres vivos tienen un valor intrínseco y cada uno juega un papel fundamental en la compleja red de la vida.

Debemos trabajar juntos para proteger a todas las especies, desde aquellas que apenas podemos ver, pasando por los polinizadores, plantas, algas, corales y los grandes animales que habitan esta tierra.

Es nuestra responsabilidad como votantes, consumidores, líderes, etc., de cambiar el rumbo de esta situación y generar acciones individuales y colectivas que permitan remediar los problemas que hemos causado.

Los objetivos de la conmemoración del Día de la Tierra 2019, son educar y crear conciencia de la acelerada tasa de extinción de especies y las causas y consecuencias de este fenómeno, generar políticas públicas que protejan un grupo amplio de especies y sus hábitats, crear un grupo global que proteja la naturaleza y su valor, motivar acciones individuales como la adopción de dietas basadas en plantas y la eliminación del uso de pesticidas y herbicidas.

Referencias: https://www.earthday.org/