Para reconocer a la víctima más representativa de la industria del aceite de palma, se creó el Día Internacional del Orangután todos los 19 de agosto. Este evento busca animar a las personas para que tomen acciones para conservar la especie.

Entre 1992 y el 2000, la población del orangután de Sumatra ha descendido en más del 50%. Su pariente, el orangután de Borneo, tuvo una caída en la población de casi 43% en la pasada década, de 35.000 en 1996 a 20.000 en el 2006. Desde que se realizó este estudio, las tasas de deforestación continúan aumentando, lo que significa que las poblaciones podrían estar aún más bajas.

El orangután enfrenta su principal amenaza con la deforestación causada por los cultivos de aceite de palma (ingrediente ampliamente difundido, sin control, en los alimentos procesados).

Además, el tráfico ilegal de fauna lo afecta directamente, pues ha sido comercializado como mascota o como animal para espectáculos. El comercio de orangutanes tiene varias formas, sea para obtener su carne, para robar los infantes y venderlos, para la medicina tradicional o en respuesta a su entrada en cultivos (Rijksen & Meijaard, 1999).

Información tomada de http://www.worldorangutanevents.org