El valor de las abejas

Al igual que otros polinizadores como las mariposas, los murciélagos y los colibríes, las abejas están amenazadas por la actividad humana.

Los polinizadores permiten a muchas plantas, incluyendo algunos cultivos, reproducirse. No solamente contribuyen a la seguridad alimentaria de las personas, sino que son clavs en la conservación de la biodiversidad. Son además un signo que alerta de la salud de los ecosistemas.

Las especies invasoras, los pesticidas, el cambio de uso de suelo, los monocultivos y la pérdida de hábitar, reducen los nutrientes disponibles y ponen en peligro a las colonias de abejas.

Para generar conciencia sobre la importancia de los polinizadores y las amenazas que enfrentan, las Naciones Unidas designaron el 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas.

¿Por qué el 20 de mayo?

Cronología

20 de mayo de 1734 – Breznica (Eslovenia). Nace Anton Janša, que provenía de una larga estirpe de apicultores y se convirtió en pionero de la apicultura moderna. Las abejas eran un tema frecuente de conversación con los agricultores vecinos, que se reunían en la aldea y discutían las prácticas agrícolas y de apicultura.

1766 – Anton se matricula en la primera escuela de apicultura en Europa.

1769 – Janša trabaja a tiempo completo como apicultor.

1771 – Publica el libro Discusión sobre la apicultura en alemán.

1773 – Muerte de Janša a causa del tifus,

2016 – En la Conferencia Regional de la FAO para Europa, la República de Eslovenia propone el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas que se celebrará cada año con el apoyo de Apimondia, la Federación Internacional de Asociaciones de Apicultores.

2017 – La propuesta del Día Mundial de las Abejas se somete a la consideración de la 40.ª reunión de la Conferencia de la FAO.

2017 – La Asamblea General de la ONU proclama unánimemente el 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas.

20 de mayo de 2018 – Primera celebración del Día Mundial de las Abejas.

Fuente: https://www.un.org/