La Corte Constitucional declaró que la pesca deportiva no se ajusta a la Constitución y por tanto quien la practique debe ser sancionado.

Gabriel Chica
Abogado y politólogo
Especialista en Docencia Universitaria
gabriel.chica@corporacionraya.org

La pesca deportiva es aquella que se realiza como recreación o ejercicio, sin que exista otra finalidad. Este tipo de pesca se diferencia de otros, que seguirán permitidos, tales como la comercial -que puede ser artesanal o industrial-, de subsistencia, científica, de control o de fomento.

Esto quiere decir que, según su análisis, esta actividad ya no se ajusta la Constitución Política colombiana, y por tanto, quien la realice debe ser sancionado, como cualquier otra persona que maltrate animales y/o genere afectaciones al medio ambiente.

Esta decisión fue tomada tras considerar que la pesca deportiva vulnera el principio de precaución, que es un pilar del derecho ambiental; y la protección a los animales, que es un mandato constitucional. El principio de precaución indica que, cuando no existe certeza científica que diga exactamente el daño ambiental que ocasione una conducta, pero se puede evidenciar un riesgo de que el daño se cometa, el Estado debe intervenir, para que no se genere degradación al medio ambiente. Por su parte, el mandato de protección animal establece que todos los animales deben ser protegidos en el territorio nacional.

La Corte establece, además, que la caza deportiva no encaja en ninguna de las excepciones al maltrato animal. ¿Cómo así? En Colombia hay unas acciones que, si bien generan un evidente daño a los animales, están permitidas: por ejemplo los animales que mueren en la industria cárnica, o los que lesionan y asesinan en las plazas de toros, o los que sufren en procesos de investigación científica o en prácticas religiosas. En esta sentencia la Corte dijo, entonces, que la pesca deportiva no “cabe” dentro de estas excepciones alimentarias, científicas, religiosas o culturales, porque tiene una finalidad recreativa, y en Colombia no se puede maltratar a los animales por recreación.

Pero, ¿desde cuándo aplica esta decisión? Los efectos de esta Sentencia comenzarán a aplicarse a partir de un año de la decisión. Esto quiere decir que durante los doce meses siguientes no habrá sanciones a quienes realicen estas conductas, pero una vez pase este año, se les aplicará las sanciones establecidas, tanto frente al maltrato animal como frente a las conductas que afectan al medio ambiente.