Después de haber aprendido sobre qué es la esterilización, dónde y cómo se hace, quién la realiza, cuáles son los riesgos y beneficios, podemos concluir que no es un procedimiento como un baño o corte de uñas (que también deben ser responsables) sino que requiere estudio, conocimiento, compromiso e inversión. Por tanto, este servicio, que aunque las alcaldías muchas veces lo prestan gratuitamente (porque tienen recursos y obligaciones), es un procedimiento médico igual a los demás, donde se gastan insumos, medicamentos, se paga alquiler, servicios, honorarios, nómina, etc.

Además, es responsabilidad de las familias de los animales asumir los gastos veterinarios que requieran durante toda su vida. La esterilización es uno de esos gastos, que además solo se realiza una vez, pero que hace parte de los pasos necesarios para lograr una convivencia responsable y armoniosa con las demás especies animales. La calidad de vida de las familias que esterilizan a los animales mejora de manera innegable, cualquier riesgo se ve opacado por los beneficios que trae y la tranquilidad que brinda esta cirugía.

Agradecemos mucho a las personas que celebraron este mes con nosotros, aprendiendo sobre este procedimiento que salva vidas.

Recuerda que si tienes dudas puedes escribirnos y con gusto y te ayudaremos a solucionarlas.